Recomendaciones para Padres de Familia

SONIA PATRICIA LUNA – Enfermera Escolar

  • Si su hijo/a ha tenido síntomas de náuseas, diarrea o vómitos la noche anterior le pedimos que no lo envíe al colegio.
  • Los alumnos deben quedarse en casa si han tenido fiebre durante las últimas 24 horas, ya que esto indica que pueden tener una enfermedad viral o infecciosa.
  • En el caso de que su hijo/a deba tomar algún medicamento mientras esté en el colegio, puede traer la formula       médica con la medicina a la enfermería, para que la enfermera se la pueda administrar siguiendo las indicaciones.
  • En caso de enfermedades contagiosas como varicela, rubeola o sarampión etc., les rogamos ponerse en contacto con la enfermería y enviar por correo o en físico diagnóstico firmado por el pediatra. La misma recomendación aplica en caso de enfermedades digestivas o resfriados con fiebre.
  • Procure estar muy pendiente de su celular, por favor informado  al colegio. Si ha cambiado alguno de estos dos datos, deberá actualizarlos en la Secretaría General del colegio para que pueda recibir oportunamente la información de aviso, en caso de emergencia.
Anuncios

La caída de los dientes de leche tiene su orden.

Tomado de: guiainfantil.com Realizado por: EStefanía Esteban (Redactora de Guiainfantil.com)

los primeros dientes empiezan a caerse alrededor de los cinco o seis años, cuando comienza un largo proceso de caída y renovación de dientes hasta lograr la dentadura definitiva. A medida que los dientes definitivos crecen y empiezan a salir, empujan a los anteriores, provocando que éstos últimos se desprendan.

El momento de exfoliación o caída de cada diente de leche, que son 20 en total piezas, es aproximado, ya que puede haber variaciones debido a la genética u otros motivos. Los dientes inferiores, que probablemente fueron los primeros en aparecer, también suelen ser los primeros en caer.

¿Cómo salen los dientes definitivos a los niños?

Inferiores. Los incisivos inferiores nacen en la parte interna de la encía, por detrás de los dientes de leche empujándolos hacia afuera. En la boca de los niños se pueden apreciar los brotes de los nuevos incisivos por detrás de los incisivos de leche, que aún no han caído.

 – Superiores. Nacen por delante de la encía empujando los dientes de leche hacia adentro antes de su caída. Los incisivos centrales superiores salen alrededor de los 6 o 7 años.

Muelas de los seis años. Este primer molar definitivo va a salir por detrás de las últimas muelas de leche. Estas muelas no sustituyen a ninguna otra, sino que ocupan el espacio libre que hay detrás de los segundos molares, que aún no han caído, y conviven con ellas durante algunos años. Aparecen primero las de abajo y luego las de arriba.

¿Qué hacer cuando empieza a moverse un diente?

La recomendación es no forzarlo, debido a que puede pasar bastante tiempo desde que empieza a moverse hasta que se cae y los movimientos pueden dañar el diente definitivo o la encía. Es importante evitar tocarlo con la lengua o con los otros dientes para provocar su desprendimiento.

Sin embargo, cuando está muy suelto y se mueve tanto que molesta al niño para hablar o comer, podemos permitir que se lo quite él mismo. Si al movérselo, no le duele, es que está bien suelto.

Por qué se caen los dientes de leche

La caída de los dientes de leche se produce cuando el diente permanente, que está bajo la encía, empieza a presionar el diente de leche y va aflojándolo poco a poco. Los dientes se caen dejando un hueco por donde aparece el diente nuevo. Los dientes definitivos despuntan en la encía desgastando las raíces de los dientes de leche, que comenzarán a moverse hasta su caída.

Cómo se posicionan los dientes definitivos

Los dientes permanentes que van saliendo son más grandes que los de leche, por lo que la separación que éstos tenían entre sí desaparece cuando caen. Los dientes nuevos, al ser de mayor tamaño que los de leche, no siempre están bien posicionados o no tienen espacio suficiente para colocarse correctamente y salen “por donde pueden”. En general, en el transcurso del cambio de dentadura algunos dientes pueden salir torcidos, pero cuando se desarrolla el hueso máxilofacial y se completa se van alineando un poco por sí solos.

Sin embargo, cuando la alineación dental no es buena, el diente definitivo erupciona al lado del diente de leche y no debajo de él, sin desgastar su raíz. Entonces, aparecerán en la boca los dos, formando una doble fila de dientes. Esto es mas frecuente en los incisivos y es recomendable informar al odontólogo para anticipar la caída del diente de leche, ya que cuando el definitivo encuentre su hueco se desplazará ocupando el lugar vacío.

A qué edad caen y son reemplazados los dientes de leche

GuiaInfantil.com ha elaborado un esquema que puede servir de guía a los padres para que conozcan cuándo suelen caer los dientes de leche o temporales y cuándo serán reemplazados por dientes más grandes y fuertes, conocidos como dientes permanentes o definitivos. Será también el momento de recordar el cuento de Ratoncito Pérez para que los niños sientan ilusión por la pérdida de un diente y el nacimiento de otro.

Dientes superiores

Dientes inferiores

1- Incisivo central
Caída: 7 años y medio
Salida: 7 – 8 años
1- Incisivo central
Caída: 6 años
Salida: 6 – 7 años
2- Incisivo lateral
Caída: 8 años
Salida: 8 – 9 años
2- Incisivo lateral
Caída: 7 años
Salida: 7 – 8 años
3- Canino
Caída: 11 años y medio
Salida: 11 – 12 años
3- Canino
Caída: 9 años y medio
Salida: 9 – 10 años
4- Primer molar
Caída: 10 años y medio
Salida: 10 -11 años
4- Primer molar
Caída: 10 años
Calida: 10 – 12 años
5- Segundo molar
Caída: 10 años y medio
Salida: 12 – 13 años
5- Segundo molar
Caída: 11 años
Salida: 11 – 13 años
6- Tercer molar
Salida: 17 – 21 años
6- Tercer molar
Salida: 17 – 21 años
7- Primer premolar
Salida: 10 – 12 años
7- Primer premolar
Salida: 10 – 12 años
8- Segundo premolar
Salida: 10 – 12 años
8- Segundo premolar
Salida: 11 – 12 años

Malnutrición y Desnutrición: No son lo mismo.

Muchas veces existe la creencia que una persona flaca está desnutrida, pero así se tenga un peso estable o se vea con sobrepeso tampoco significa que se esté alimentando con todos los nutrientes necesarios.

La malnutrición es definida por la FAO como una condición fisiológica anormal  causada por el consumo insuficiente, desequilibrado o excesivo de  los macronutrientes que aportan energía (carbohidratos, proteínas, grasas) y los micronutrientes necesarios para el crecimiento y el desarrollo físico y cognitivo (vitaminas y minerales).

Por desnutrición se entiende el déficit, la falta de nutrientes que puede ocasionar alteraciones del crecimiento o del desarrollo, menor resistencia a infecciones, una mala o más lenta curación de lesiones, y una peor evolución clínica de diversas enfermedades. Todo ello puede y suele acarrear un aumento de la morbilidad y de la mortalidad. Las causas de desnutrición son diversas y se pueden deber a: una ingesta escasa e inadecuada; a la alteración de los procesos de digestión y absorción de nutrientes; a un proceso metabólico alterado; o a una excreción aumentada de los nutrientes en cuestión.

Existen casos de desnutrición y malnutrición que van de la mano, debido a que el consumo excesivo de algunos nutrientes pudo generar una malnutrición pero a su vez un déficit en otros nutrientes necesarios para el buen funcionamiento del cuerpo humano. Lo cual explica el hecho en el que una persona a pesar de estar en sobrepeso  pueda estar desnutrida.

La desnutrición y malnutrición no se rige específicamente por variables sociales, económicas y/o culturales, cualquier persona que tenga alterados sus hábitos de alimentación puede padecer de estas dos condiciones de salud.

 

 

 

 

 

Cuídate de la bronquitis.

Con el pico respiratorio, también  vienen las complicaciones de salud, una de ellas es la bronquitis. En el siguiente articulo queremos que conozcas un poco más sobre esta enfermedad y los signos de alerta que debes tener en cuenta para cuidar tu salud.

¿QUÉ ES LA BRONQUITIS?

Es la inflamación del tejido que recubre los conductos bronquiales, los cuales conectan a la traquea con los pulmones. Este delicado tejido que produce mucosidades, cubre y protege al sistema respiratorio, los órganos y los tejidos involucrados en la respiración. Cuando una persona padece de bronquitis, puede ser más difícil que el aire realice su recorrido normal dentro y fuera de los pulmones; los tejidos se irritan y como consecuencia, se producen más mucosidades. El síntoma más común de la bronquitis es la tos.

La bronquitis puede ser aguda o crónica. Una condiciona médica aguda ocurre rápidamente y puede ocasionar síntomas severos, pero tiene corta duración (menos de unas pocas semanas). La bronquitis aguda es ocasionada por un numero de virus que pueden infectar el tracto respiratorio y atacar los conductos bronquiales. La infección que causan algunas bacterias también puede ocasionar bronquitis aguda. La mayoría de las personas padecen de bronquitis aguda durante algún momento de sus vidas.
Por otro lado, la bronquitis crónica puede ser leve o severa, y tiene una duración más prolongada – de varios meses hasta años. Con la bronquitis crónica, los tubos bronquiales continúan inflamados (rojos e hinchados), irritados, y con el tiempo producen mucosidad en exceso. La causa más común de la bronquitis crónica es fumar.

SÍNTOMAS

El  síntoma más común de la bronquitis es la tos seca y molesta proveniente de la inflamación del tejido que recubre los conductos bronquiales.  Otros síntomas que se presentan son:

  • Tos que puede traer consigo mucosidades espesas de color blanco, amarillo o verdoso
  • Dolor de cabeza
  • Sensación general de estar enfermo(a)
  • Escalofríos
  • Fiebre (generalmente leve)
  • Dificultad al respirar
  • Ronquera o una sensación de opresión en el pecho
  • Resuello (sibilancias), respiración forzada

Si posees alguno de estos síntomas no dudes en consultar a tu médico.

Fuente: Kidshealth.org

El trauma de recreo.

Fuente: Clínica La Colina

Los niños constantemente están en movimiento. Les encanta correr, saltar, jugar; razón por la cual se vuelve común que en medio de todo este agite diario, sufran alguna caída o golpe que conlleve a una fractura en su cuerpo.

Las lesiones ortopédicas en niños más frecuentes se dan principalmente en horas de la mañana, por lo que es denominada por los médicos como ‘trauma de recreo’. Este caso se da regularmente en niños de edades alrededor 4 a 8 años, que frecuentan los pasamanos, columpios, entre otros juegos en sus recreos, y sufren fracturas en los brazos (radio y cúbito), pues es el apoyo que usan para amortizar las caídas. En el caso de los adolescentes, las fracturas se dan principalmente en piernas (tibia y peroné) y están más asociadas a lesiones deportivas.

De acuerdo con Sociedad Española de Traumatología y Ortopedia Infantil, la mitad de los niños hombres y la cuarta parte de las niñas mujeres tendrán una fractura ósea en algún momento de su vida. Según los informes de este país, el 31% de las fracturas pediátricas ocurren en alguna práctica deportiva y el 25% está relaciona con accidentes al aire libre (parques, bicicletas, patines, etc.).

En el caso de niños más pequeños –en etapa de jardín–, los accidentes por lo general están asociados a golpes o heridas en la cara, las cuales deben ser atendidas por un cirujano plástico para evitar cicatrices de por vida.

Recomendaciones para las familias

Aunque las caídas en niños y adolescentes son muy comunes, se hace necesario tener ciertas precauciones para evitar fracturas de alto riesgo:

  • Si se va a practicar algún deporte, en bicicleta, patineta, entre otros, es importante que los niños tengan siempre elementos de protección personal, como cascos o rodilleras para minimizar el impacto. Estos artículos deben de ser utilizados de forma adecuada, ya que muchos accidentes ocurren por el uso inadecuado de estos.
  • Los padres deben dar ejemplo a sus hijos, pues sí el padre o la madre montan en bicicleta sin casco, los hijos seguirán el mismo patrón.
  • Es importante que los niños tengan una alimentación que incluya cantidades adecuadas de calcio y vitamina D, lo cual ayuda a que sus huesos sean más resistentes.
  • La mayoría de los accidentes que ocurren podrían ser evitados, es por ello que se hace importante estar muy atentos a las posibles zonas de accidentalidad, a la forma en que juegan y hacen deporte, para que siempre sea una actividad sana y segura.

Cuidemonos del Zika

Actualmente debido a los grandes cambios de temperatura, nos hemos visto enfrentados a diferentes clases de enfermedades, entre estas esta la enfermedad del virus del Zika, es por esto que debemos tomar ciertas precauciones.

El virus del Zika es transmitido por mosquitos del género Aedes (los mismos que transmiten el dengue y el chikunguña). Las personas que contraen este virus suelen presentar fiebre no muy elevada, erupción cutanea aguda y conuntivitis, estos sintomas suelen durar entre 2 a 7 días.

ZIKA.png

¿Cómo Prevenirlo?

  • Evitar la proliferación de mosquitos, eliminando sus fuentes de cría (pozos, aguas estancadas, etc..)
  • Utilizar repelente para insectos.
  • Utilizar ropa de color claro (preferiblemente) que cubra el cuerpo en su mayoría.
  • Crear barreras como mosquiteros, cerrar puertas y ventanas, y mosquiteros de cama.
  • Es importante vaciar, limpiar o cubrir los utensilios que puedan acumular agua, como cubos, macetas o neumáticos, eliminando así lugares de cría de mosquitos.
  • Hay que prestar especial atención y ayuda a quienes no pueden protegerse adecuadamente por si solos, como los niños, los enfermos o los ancianos.
  • Durante los brotes, es recomendable la fumigación con insecticidas.

Aclaración:  Estás precauciones deben ser adoptadas cuando se viaje a lugares cálidos para protegerse de las picaduras de mosquitos.

Tratamiento.

Actualmente no existen vacunas para prevenir el virus, pero al contraer esta enfermedad es necesario mantenerse en reposo, beber líquidos suficientes y tomar analgésicos para el dolor, si los síntomas empeoran es necesario consultar al médico.

Fuente: OMS